Dar vida. Ese es el mayor Secreto

La Navidad es tiempo de dar. Damos tiempo, dinero, alimentos, regalos… En Fuenllana, un centro educativo de Alcorcón (Madrid), pensaron que este año tocaba dar algo diferente. Que no costara dinero. Un regalo de verdad. Por eso, el pasado martes organizaron un Maratón Solidario de Donación de Sangre de la mano de Cruz Roja, en el que los mayores se han dejado pinchar y los más pequeños han sido conscientes de la necesidad de ayudar a los enfermos de esta manera.

Iniciativas sociales

Cada año, el Centro Educativo Fuenllana organiza una Semana de la solidaridad en la que participan alumnos, profesores y padres. Cuando, hace unos meses, empezaron a darle vueltas a posibles temas para la de este año, Diana Cabrera, una de las profesoras, propuso una idea bastante original que el colegio acogió con gusto: organizar un maratón de donación de sangre. Donar sangre es un gesto muy sencillo pero con un gran alcance: cada donación puede ayudar a tres personas, como dice la campaña de Cruz Roja “Quien salva una vida es un héroe”

Diana sabe mucho de este tema. Su hijo tiene un problema de corazón y ha sufrido varias operaciones -la última de ellas hace tan sólo un mes- en las que ha necesitado bastante cantidad de sangre, por eso dice que “cada vez que veía que le ponían una bolsa de sangre me ilusionaba más con esta idea”. El colegio Andel, que está al lado de Fuenllana, también ha querido sumarse a la campaña.

Los alumnos, que todavía no tienen la edad mínima para donar, también podrían participar en talleres de sensibilización y concienciación

La propuesta de la donación de sangre estaba dirigida a los mayores de edad: profesores, padres, abuelos, antiguos alumnos y a todos los ciudadanos que quisieran sumarse a la campaña. Los alumnos, que todavía no tienen la edad mínima para donar, también podrían participar en talleres de sensibilización y concienciación, y fueron los protagonistas del vídeo promocional de la acción.

Los Secretos se suman a la campaña

Cuando todo el colegio estaba trabajando en la preparación del maratón, Marisol, otra profesora del colegio, contactó con el grupo Los Secretos, de quien es muy fan, y les propuso apoyar esta causa. Víctor, el manager accedió en ese mismo instante.

El martes 19 de diciembre llegó el gran día. A primera hora, dos unidades móviles de la Cruz Roja quedaban aparcadas en la explanada de Fuenllana y, a partir de ahí, muchas personas cercanas al Centro fueron pasando para donar sangre.

Los Secretos y todo el público cantaron juntos uno de sus grandes éxitos. Hasta las 7 de la tarde, más de un centenar de personas se acercaron a Fuenllana para sumarse a la campaña

Al final de la mañana aparecieron los tan esperados músicos, que acababan de aterrizar después de un concierto en Málaga. Aun así, no perdieron la sonrisa y durante casi una hora Álvaro, Ramón y Jesús firmaron autógrafos y se dejaron abrazar, fotografiar y preguntar por todos los curiosos que quisieron acercarse.

Pero Fuenllana también supo agradecerlo. Además de colegio, el Centro tiene un Instituto Tecnológico donde se estudian diferentes Ciclos, uno de ellos, de Cocina y Gastronomía. Las alumnas de éste practican en un restaurante ubicado dentro de Fuenllana y fueron las encargadas de acoger a Los Secretos, en agradecimiento por su apoyo.

Entre todas, elaboraron un original menú en el que cada plato llevaba el nombre de una canción del grupo: Otra tarde, Adiós tristeza, Bailando con la luna, Volver a ser un niño… Lo que conmovió profundamente a los músicos: “Nos han tratado con mucho cariño, como si fuéramos Mick Jagger y sus compañeros”.

Para acabar, Los Secretos y todo el público cantaron juntos uno de sus grandes éxitos. Hasta las 7 de la tarde, más de un centenar de personas se acercaron a Fuenllana para sumarse a la campaña que, en palabras de Oscar, de Cruz Roja, “parece que va a salir muy bien”.

*****

Artículos relacionados

Running solidario en Alcorcón

“El hogar debe ser un marco de apoyo escolar y de socialización”

Hasta el más mínimo detalle

Visita del prelado del Opus Dei a Fuenllana