Misas por Mons. Javier Echevarría en Guatemala

Mons. Oscar Julio Vian, sdb, Arzobispo de Guatemala, presidió la Santa Misa en sufragio por el alma del Prelado en ciudad de Guatemala. En Quetzaltenango, Mons. Mario Alberto Molina, oar, Arzobispo de Los Altos, presidió la Concelebración en la Catedral de esa ciudad.

Del Prelado
Opus Dei - Misas por Mons. Javier Echevarría en Guatemala

La tarde del jueves 15 de diciembre, ante varios cientos de fieles que colmaron la Catedral Metropolitana, se celebró una Misa en sufragio por el alma de Mons. Javier Echevarría. La Santa Misa fue presidida por Mons. Oscar Julio Vian, Arzobispo de Guatemala, con quien concelebraron Mons. Raúl Antonio Martínez, Obispo auxiliar, Mons. Francis Wurmser, Vicario regional del Opus Dei en Guatemala, y varios sacerdotes más.

En la homilía Mons. Francis Wurmser señaló que “junto al dolor grande por su partida, nos consuela meditar en el premio que el Señor le ha concedido. A la vez que ofrecemos sufragios por el eterno descanso de su alma, también nos dirigimos a él con agradecimiento, por su generosa entrega como Padre y Prelado de esta familia del Opus Dei, de esta partecica de la Iglesia, a lo largo de los 22 años que estuvo al frente de la Obra.”

Hizo mención de la particular devoción de Mons. Echevarría a la Pasión del Señor, que buscaba inculcar tanto en los fieles de la Prelatura como en todas las personas, recordando que en sus viajes pastorales a Guatemala “lo vimos venerar la imagen del Santo Cristo de Esquipulas de esta Catedral, en dos ocasiones: lo hizo ¡con tanto cariño y tanta fe!” Y también cómo “le conmovió contemplar la imagen del Crucificado que se instalaría en el oratorio de la Universidad del Istmo: comentó que era una imagen muy realista que reflejaba vivamente los sufrimientos de Jesús en su Pasión, y al verlo le dio un beso en el rostro mientras le preguntó a Jesús: ‘¿por qué has querido sufrir tanto?’ y, como nos comentó, el Señor le hizo comprender la respuesta: ‘¿porque el Amor se prueba con el sacrificio?. Y -añadía- como el Amor de Jesucristo es tan grande que no puede expresarse, quiso que nos quedase esa prueba palpable del amor a través de la Pasión’.”

Antes de concluir la Santa Misa el Arzobispo dirigió unas palabras finales a los fieles asistentes:

“Queridos hermanas y hermanos: quiero presentar ante todo mis cristianas y católicas condolencias, ante todo a Mons. Francis Wurmser y a toda la familia de la Prelatura del Opus Dei. Pero he dicho condolencias cristianas, católicas, y sabemos lo que eso significa: es una escuela de santidad, está probado: con nuestra vida normal, con lo que hacemos todos los días. Y la mejor forma de honrar a Mons. Javier Echevarría es imitándolo: hagamos todos los días, todas las cosas, ¡bien!, caminando hacia la santidad, como lo ha hecho él, como lo ha demostrado. Amando a los demás, sirviendo a tantas personas que nos necesitan. Aquí, queridos hermanos, la palabra es ¡ánimo!: sigamos adelante, no nos cansemos. Tenemos que llegar a ser santos, imitando a estos grandes hombres que nos están presidiendo y precediendo en la vida eterna.”

En Quetzaltenango, el lunes 19 de diciembre, el Arzobispo de Los Altos, Mons. Mario Alberto Molina, oar, presidió una Concelebración eucarística en sufragio por el alma del Prelado del Opus Dei. La Santa Misa tuvo lugar en la Catedral de Los Altos, con la participación de muchos fieles.